Bienestar·Cosmética

Piel limpia y sana

Algo tan cotidiano como ducharse debe de tener su ritual. Por ello os dejamos algunas claves para una ducha correcta. Si tienes una piel limpia, tendrás una piel sana. La piel necesita una limpieza para poder respirar, por lo que una correcta limpieza sera el punto de partida para lucir una piel perfecta (Si no sabéis cuál es vuestro tipo de piel, podéis consultar nuestro test para una limpieza facial efectiva). Estos son los pasos básicos que debes seguir:

Exfoliación

Es la clave para eliminar las células muertas de la piel y conseguir una limpieza en profundidad. Hazla máximo 2 veces a la semana y conseguirás una piel suave. Durante la ducha utiliza exfoliantes y aplícatelos con suavidad mediante masajes circulares y ascendentes sobre la piel ligeramente húmeda, además iras activando la circulación sanguínea. Insiste en las zonas más rugosas como los codos y rodillas. Como consejo si tienes la piel seca o irritada solo hacer este proceso 1 vez por semana y nunca exfolies zonas delicadas como los pechos o el escote.

Limpieza de tu piel

A la hora de elegir productos como geles, aceites o espumas, hazlo según tus necesidades y tu tipo de piel. Los geles son los más usados, las espumas o bombas de baño son más relajantes y los aceites poseen un poder de hidratación.

Cuidado con…
  • No es necesario ducharse a diario, con días alternos es suficiente. Otra cosa es que sea para eliminar olores y sudores.
  • Si te duchas en exceso puedes perjudicar tu piel. La capa externa que cumple la función de protección para bacterias benignas y combatir infecciones puede verse dañada por el exceso de agua y jabones.
  • No debes de ducharte con agua muy caliente, ya que reseca la piel y altera el Ph.
TRUCOS BEAUTY
  • Utiliza siempre toallas de algodón. Seca bien tu cuerpo antes de aplicar tu hidratante.
  • Usa guantes de crin o esponjas naturales para limpiar en profundidad tu piel, es el mejor aliado a la hora de exfoliar. No frotes con fuerza, ya que el exceso puede irritar y dañarla, más bien con suavidad pero con constancia. Limpia bien las esponjas después de cada uso.

¿Listos para una ducha?

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s